Imputaron a Gerardo Milman por supuestas dádivas

El diputado de Juntos por el Cambio además es investigado por sus presuntos conocimientos sobre el atentado contra Cristina Kirchner.

El diputado de Juntos por el Cambio, Gerardo Milman, quedó imputado en la causa judicial que lo investiga por haber recibido supuestas dádivas por parte de distintas empresas que brindaban servicios al Ministerio de Seguridad mientras él era Secretario de Gestión Federal de la Seguridad bajo las órdenes de Patricia Bullrich.

La decisión fue tomada este jueves por el juez federal Daniel Rafecas. La causa se inició luego de que se descubriera que el diputado tenía en su poder un auto que era propiedad de una empresa contratista del Estado que recibió distintos contratos durante el gobierno macrista.

Milman además es investigado por sus presuntos conocimientos sobre el atentado contra Cristina Kirchner. Un testigo declaró ante la justicia que días previos al intento de magnicidio escuchó encontró al diputado en un restaurante y lo escuchó decirle a dos dos asesoras la frase «cuando la maten, yo estoy camino a la Costa».

Las supuestas facturas truchas que complican al Milman

Esta semana, Argenzuela dio a conocer una serie de facturas que habría realizado Milman y que podrían complicar su situación judicial.

Una de esas facturas muestra que el diputado habría cobrado 700 mil pesos por servicios de diseño de seguridad realizados para una tal Olga María del Valle Guerra Carias. La mujer no tiene inscripción ante la AFIP ni actividades comerciales declaradas. Se presume que la mujer es «una prestanombre», como se conoce a las personas que fingen realizar operaciones financieras y asume las obligaciones como si fueran suyas pero el dinero en cuestión pertenece a otras personas.

Otra factura muestra que Milman cobró 357 mil pesos por servicios de coordinación organizativa al Instituto de Estudios Estratégicos en Seguridad, una asociación civil que preside Patricia Bullrich y que integra el propio Milman. «Sobre esta factura hay dos hipótesis. La primera es que distintas empresas proveedoras del ministerio de Seguridad durante la gestión de Cambiemos giraron la plata al Instituto que luego le pagó a Milman. La otra hipótesis arrojaría que Milman tiene ingresos que no puede justificar y la factura del instituto es una fachada», expresó el periodista Mauro Federico.

(C5N)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s