Los D’Alessio: La familia judicial tras el falso abogado

Desde un tío juez, entrañable amigo de Lilita Carrió, hasta una prima jueza que firmó la sentencia de Julio de Vido. La familia de Marcelo D’Alessio en la Justicia a la que nadie nombra.

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Noticias La Insuperable

Mucho se habla desde hace meses de Marcelo D’Alessio, el falso abogado que complica al establishment y que parece mantener vínculos cercanos con las más importantes figuras de la política: desde Patricia Bullrich hasta Lilita Carrió y desde la DEA hasta el Fiscal Stornelli. ¿Pero cómo llega? ¿Cuáles son los escalones sobre los que pisó para obtener vínculos vedados para la mayoría de los mortales? Tal vez resulte imposible contestar esta pregunta sin tener en cuenta un factor del que nadie ha hablado hasta ahora y que los medios o callan o desconocen: el apellido D’Alessio no es algo desconocido para el aparato judicial de la Argentina; es más, gracias a algunos de sus miembros, posee cierto prestigio dentro del poder que marca la Justicia en nuestro país y ha acompañado alguno de los momentos más trascendentes dentro de la historia judicial de los últimos 50 años.

La familia

Marcelo D’Alessio es el hijo del matrimonio conformado por Eduardo Luis D’Alessio (Economista) y Nora Beatriz Israelson (Socióloga), dueños del ELDASA S.A., previamente denominada Eduardo Luis D’Alessio S.R.L. (constituida en 1989) y conocida como la Consultora D’Alessio IROL, con importantes clientes como los principales bancos del País (Galicia, Francés, etc.), Siderar y el Grupo Clarín.

En ELDASA, junto a los padres de Marcelo D’Alessio, encontramos a sus hermanos formando parte del Directorio: ellos son, Silvana Beatriz D’Alessio Diego Nahuel D’Alessio.

Silvana Beatriz, además, es Licenciada en Publicidad y, según su CV, maneja cuentas de importantes clientes como Clarín, La Nación, Ideas del Sur y Ledesma, entre otros.

El tío

Tío de Marcelo D’Alessio y hermano de su padre es Carlos Marcelo D’Alessio, designado a poco de asumir por el presidente Mauricio Macri como el Escribano General del Gobierno de la Nación a través del Decreto 227/2015.

Carlos Marcelo D’Alessio es una persona de la máxima confianza del presidente, y tanto es así que a la hora de realizar su famoso “fideicomiso ciego” (ese que administra los bienes personales de Mauricio Macri), eligió a la Firma Seguridad Fiduciaria S.A., como puede leerse en La Nación del 13 de abril de 2016. Allí, el diario nos informa que “La decisión de constituir un fideicomiso que administre su patrimonio había sido anunciada por Macri antes de asumir la presidencia, y ratificada el jueves último en una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno, tras la difusión de la investigación internacional sobre sociedades offshore denominada Panamá Papers”. Pero, omiten el detalle de que el vicepresidente y director de la empresa que administrará los bienes del presidente, hasta esa fecha, era Carlos Marcelo D’Alessio, el escribano de Macri.

Carlos Marcelo D’Alessio, quien también supo tener, junto a su hijo Agustín D’Alessio, su propia empresa en Panamá: Lafibal International Corporation. Agustín D’Alessio, primo de Marcelo, es un reconcido escribano de la Ciudad de Buenos Aires y forma parte del staff del Estudio Jurídico Martinic & Asociados.

Hermano de Agustín es el abogado Ignacio D’Alessio, desde el 2011 socio del Estudio D’Alessio abogados junto a su esposa, la también abogada Agustina Lamuedra. Juntos son autores de “La Ley de Presupuesto y las garantías constitucionales. El derecho a la salud”, escrito en 2005. Agustina Lamuedra (esposa del primo del falso abogado) es, además, funcionaria del gobierno de Mauricio Macri desde 2017, desempeñando funciones dentro del Ministerio de Energía.

El otro tío

Pero el D’Alessio que ha marcado un hito dentro de la historia judicial argentina es, sin dudas, el fallecido Andrés José D’Alessio, tío de Marcelo, y quien fuera Procurador General de la Nación durante la presidencia de Raúl Alfonsín además de haber integrado el tribunal que en 1985 condenó a los militares que gobernaron el país durante la dictadura.

Docente de la UBA, Andrés José D’Alessio entre 1974 y 1977 se incorporó a la Procuración General de la Nación donde fue secretario letrado. En 1974 fue designado profesor adjunto interino de derecho penal. Entre 1977 y 1979, fue abogado de la Administración Nacional de Aduanas. Entre 1980 y 1982, ocupó el cargo de secretario de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. En 1984 fue designado titular interino de derecho penal. Entre 1984 y 1987 se desempeñó como juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal. En ese carácter participó del histórico Juicio a las Juntas militares que se realizó en 1985. En 1987 fue designado Procurador General de la Nación, cargo que ejerció hasta 1989.

El juez Andrés José D’Alessio falleció en 2009. Su partida fue despedida con cariño por un extenso abanico de personalidades, entre las que hacemos mención de Elisa Carrió, quien lo recuerda como un “entrañable amigo” al que, ahora, parece desconocerle al sobrino, aunque aparece mencionada en la investigación que instruye el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla como una de las personas que mantenía vínculos con el presunto extorsionador.

Los D’Alessio mantienen así vínculos de larga data con el radicalismo que hoy integra Cambiemos. Otro caso digno de mencionar es el de la hija del ex Procurador de Alfonsín, la abogada y prima de Marcelo, Ana María D’Alessio, designada en el convulsionado diciembre de 2001 por el entonces presidente Fernando de La Rúa como Juez de Cámara en Tierra del Fuego.

El 11 de octubre pasado, junto a los jueces integrantes del Tribunal Oral Federal 4, la jueza Ana María D’Alessio, condenó a Julio de Vido a 5 años y ocho meses de prisión como responsable de “defraudación contra la administración pública” en la causa conocida como Once II.

Hermana de la jueza y también prima de Marcelo es Marcela D’Alessio, casada con Santiago Vismara, titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 2, quien como tal tuvo a su cargo, por ejemplo, la investigación de la muerte del ex director de Austral Construcciones Horacio Quiroga, ex socio de Lázaro Báez.

Los cargos de los D’Alessio en la justicia se multiplican; lo expuesto hasta aquí solo es una muestra que intenta indicar la necesidad de analizar y entender los vínculos reales de Marcelo D’Alessio y la dimensión de su peso en el aparato judicial argentino que van más allá de su carencia de título y que explica, en parte, su libertad para manejarse en los pasillos de Comodoro Py.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s