Soledad Acuña: un reflejo de la búsqueda del fracaso como política de Estado

La ministra de Educación que discrimina a los docentes

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Noticias La Insuperable

Como la cabal expresión de que el “macrismo” y el “larretismo” son las dos puntas de una soga que se anuda, en la que Jorge Triaca la emprendía contra los trabajadores, Carolina Stanley (recientemente incorporada a las filas de la Ciudad) iba contra los discapacitados, o Dante Sica desconocía el significado de la palabra Industria, en la misma línea, la ministra de Educación porteña la emprende (una vez más) contra los docentes.

Directamente, y sin medias tintas, se refirió a los mismos como “fracasados” que no pudieron hacer otra cosa con sus vidas y encima “pobres” que no pueden aportar mucho culturalmente a sus alumnos.

La ministra, esta vez no se conformó con apuntar sus dardos, una vez más, contra los Institutos de Formación Docente, donde a su criterio los estudiantes son “cada vez más grandes de edad, que eligen la carrera docente como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras” y, peor aún, dijo también que pertenecen a niveles socioeconómicos bajos que “en términos de capital cultural” tienen menos para ofrecer en el aula.

En un un ciclo de conversaciones que organiza el diputado Fernando Iglesias, la ministra Acuña, en una émula del expresidente Mauricio Macri, pasó lista a de todos sus rotundos fracasos en materia educativa como si fuese una espectadora de lujo a la que no le dejaron hacer.

No satisfecha con lo dicho, la ministra invitó a los padres a denunciar a los docentes ante posibles casos de “bajada de línea”. En este sentido, Acuña alegó que la culpa de la supuesta “militancia política” de los maestros en las aulas son también los Institutos de Formación docente por lo que le pidió a las familias que denuncien a los maestros para poder intervenir desde el Ministerio. “Eligen militar en lugar de hacer docencia”, señaló.

La raíz sobre la militancia política en las aulas está en la formación docente, en lo que se define como perfil de un docente en un instituto de formación”, explicó la funcionaria. Según la ministra, ese problema de base, el de la formación docente, no se puede solucionar a corto plazo, por eso pidió la colaboración de los padres para denunciar lo que pasa dentro del aula.

La virtualidad nos permitió como oportunidad que las familias se sienten a mirar lo que pasa adentro del aula con la educación de sus hijos. Hasta este momento lo que pasaba en el aula cuando el docente cerraba la puerta quedaba entre los chicos y el docente. Era difícil enterarte”, dijo Acuña.

Como una idea de llevar al ámbito educativo la locura de la denuncia infundada que plaga las marchas cambiemitas mes a mes en los alrededores del Obelisco, la funcionaria animó a los padres a denunciar estas situaciones. “Si nosotros no tenemos denuncias concretas de las familias es muy difícil que podamos intervenir”, agregó y aclaró que es mamá de un niño de primaria “cuyos docentes le bajan línea todo el tiempo”.

Desde los gremios docentes y aledaños ya salieron a pedir su renuncia. Pero a sabiendas de que quien aguardaría en la gatera no es otro que Gabriel Sánchez Zinny, no sabemos (o sí) si es peor el remedio que la enfermedad.

Porque, después de todo, es más de lo mismo. Una política que elige la situación de fracasar permanentemente distribuyendo las culpas en “el afuera” para, en un espiral incesante, justificar un endurecimiento (y ajuste) de políticas amparados en el voto-odio. Y en eso, con o sin pelo, son iguales.

3 Comments

  1. Relevante es siempre recrear criterios de quienes poseen un alto grado de conocimiento y, fundamentalmente, honestidad intelectual. No vale la pena opinar sobre ésta -por ahora-ministra de Educación… Ahí va muchac@s:

    “La educación es una orquesta donde todos tienen que tocar juntos y cada uno sabe dónde empieza uno y sigue el otro”, dijo el filósofo José Pablo Feinmann durante el acto de presentación del Plan Nacional de Educación Obligatoria y Formación Docente 2012-2016. Ovacionado por los jóvenes presentes, afirmó que “la educación es básicamente romper con lo que el poder desde niño a uno le va introyectando, y hoy más que nunca el poder es el poder de los medios”. Agregó que “no sólo los de acá, sino también los de Estados Unidos como la cadena Fox y Disney. Ese es el poder del siglo XXI”, y el “el partido político de la derecha son los medios”. Parafraseó a varios pensadores como René Descartes al sostener que “hubo una vez un tipo que dijo que hay que dudar de todo”, o Jean-Paul Sartre al señalar que, “si bien uno no empieza hablando una lengua, sino que la lengua lo habla a uno, tiene que haber un momento en que uno diga sus propias palabras”. “La educación es la búsqueda de la libertad, y como dijo José de San Martín, seamos libres y lo demás no importa nada”, concluyó.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s