Ausencia patriótica

Por Onó, el Insuperable

Le costó a Mauricio. Le costó a la noble muchachada del cambio. Fue un sacrificio educativo grande pero surtió efecto: ya tenemos una oposición responsable. El Congreso está en orden. ¡Qué lindo será dar la buena noticia de haber logrado reconvertir con éxito a políticos zafios, antiguos y casquivanos en patriotas comprometidos con el país del futuro!

El trabajo de instrucción fue duro. A cada opositor se le asignó una carpeta y todo el material didáctico necesario para el adiestramiento: incentivos, señales, órdenes simples, premios y castigos. Un equipo que con el liderazgo de Mauricio, Marquitos y Gustavo desplegó todo su amor pedagógico en combinación con la firmeza imprescindible para domar a la fiera populista, al burócrata sindical y al demagogo de tierra adentro.

El opositor reconvertido al cambio hoy entendió perfectamente que hay que aprender de los que saben: ¿quiénes más indicados que los experimentados técnicos del no sin razón prestigioso Fondo Monetario para cuidar al jubilado, al desposeído, al trabajador abnegado? ¿Acaso el griego de tradición que entronca con el Siglo de Pericles no agradece la inestimable guía de los funcionarios del FMI? ¿Acaso el noble heleno con antepasados curtidos en Salamina, Termópilas o Artemisio no se siente al fin mimado por tan cálida tutela, contracara balsámica de la antigua pesadilla persa?

El recinto cuasi vacío colmó de responsabilidad la jornada. Un Congreso soñado. No sin talento magistral nuestro Mauricio le había explicado al puñado de opositores díscolos que él no era adivino como Tiresias, que “pasaron cosas”, que los pedidos desaforados de tarifas regaladas del politiquerío K lo avergonzaron ante el mundo que, sin embargo, como premio a su inclaudicable labor de estadista ─para mayor gloria, además, protector de los pobres─, le ofreció el maná redentor a través del altruismo de Christine, que como siempre aclaramos no es Fernández, sino Lagarde, una cepa singular, una representante de la calidad varietal de la más alta finanza humanista.

Resultado de imagen para tiresias

La ausencia patriótica de tribunos de la plebe, adiestrados a estas alturas como Dios manda, reconfortó al romanísimo Roberto Carderelli, peninsular sin mácula que guiará paternalmente a nuestros funcionarios de hacienda, cráneos humildes siempre dispuestos a mejorar a pesar de haber alcanzado la cima. Dicen incluso los bien informados que la indiscutida protectora del pasivo, Mirta Tundis, llamó al italiano para agradecerle un momento de tranquilidad como el que vive ahora que la cobija el FMI, remanso único en su larga trayectoria dedicada a la defensa a capa y espada del geronte, el sufrido abuelo o el jubilado vernáculos.

A la luz de los resultados, nada ocioso es el enaltecimiento de la educación que María Eugenia pregona: no se necesitan universidades por doquier para adiestrar al soberano: basta con la iniciativa privada en comunión con el voluntariado. Un voluntariado como el que encabezó Mauricio para instruir al opositor escolarizado en la vieja política. Un voluntariado que sumó jurisconsultos, CEOs, banqueros y periodistas. La letra con voluntarios entra. Carpetas completas y paciencia; silla y látigo para los más salvajes que, ya se sabe, todavía persisten cual ovejas o chivos negros que se creen leones.

Resultado de imagen para chivo rossi

Apostemos, entonces, a esta renovada educación del cambio. La ausencia patriótica en el parlamento moderniza, cura el dolor efímero del inevitable pasar de las cosas y retempla el ánimo. ¿O no?

 

 

 Resultado de imagen para vidal universidades 

Anuncios

4 Comments

    1. ¡Gracias Rubén ruben! La genialidad fue atributo de mis antepasados, cercanos al Emperador de Japón y cultores del Yin-Yang, Principio Único del Cambio permanente. Asumo mi ignorancia con humildad y me prosterno ante nuestro gran estadista, el honorable Mauri, sabio altruista, guía imprescindible del Estado, protector de los desposeídos. Agradezco de nuevo sus elogiosos conceptos. Ss. Ss. Onó, el Insuperable

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s