La Neo-Aristocracia Argentina

Capítulo 2 del libro “Los Primos. Macri y el retorno de la Méritoristocracia” publicado en 2016 en https://www.novelistik.com/books/los-primos-macri-y-el-retorno-de-la-meritoaristocracia-657ed94d

La Neo-Aristocracia Argentina

La pertenencia a lo que llamamos “la Neo-Aristocracia Argentina”, cosa que intentaremos probar a lo largo de estas páginas, ha sido una constante para el nombramiento de cargos en el Estado Macrista. Las familias Patricias habían gobernado a su antojo el país durante todo el siglo XIX y principios del XX: Elecciones de acotada participación ciudadana y fraudes electorales fueron más que suficientes para perpetuarse en el poder. Pero la Ley Sáenz Peña todo lo cambió, o esa fue la intención, al menos. Gobiernos de corte “populista” (Peronismo, Kirchnerismo) accedieron al poder a través del voto popular.

Ante esta situación donde dichos gobiernos buscaban como mínimo, equilibrar la balanza del ingreso, con políticas inclusivas y re distributivas, y no encontrando ante estas “afrentas populistas” otra respuesta satisfactoria, el patriciado terrateniente se asoció así a la pujante “Aristocracia Empresaria” (esencialmente vinculada a flamantes familias migrantes europeas) mancomunándose para propiciar, junto a los militares, seis Golpes de Estado sucesivos en la Argentina, cuyo único fin sería el de restablecer, lo que ellos suponen, “el orden natural de las cosas”. Pero a poco más de cien años de la sanción de la famosa Ley Electoral, la democracia argentina presentó un giro, para muchos, inesperado: la derecha, en inmaculadas elecciones, accedió al gobierno nacional a través de las urnas: la combinación del marketing esperanzador y el discurso premeditadamente superficial, sumado a una activa participación de los medios de comunicación que se erigieron a sí mismos como incorruptibles jueces y jurados de una distorsionada realidad, llevaron a la presidencia a Mauricio Macri, hijo de esta “Aristocracia Empresaria”, en un suceso que sorprendería a propios y ajenos. Pocos años antes, nadie hubiese supuesto que estaba en condiciones de triunfar.


Para explicar el pensamiento del “orden natural” que atribuimos en su ideología a este sector social, utilizaremos las poco felices expresiones de Javier González Fraga, ex Presidente del Banco Central de la República Argentina durante la hiperinflación alfonsinista y más tarde, en la misma función, sucediendo a Erman González durante el menemismo. Este economista, liberal ortodoxo egresado con honores de la UCA, más allá de sus consabidas expresiones sobre la “anormalidad” (por no decir, afrenta) que significa que un trabajador pueda acceder a una mejor calidad de vida a la cual, por su condición social, según manifestó el ex funcionario, no estaría destinado, expresó que el objetivo del gobierno de Mauricio Macri debe ser “que la Argentina regrese a niveles que nunca debería haber abandonado en los rankings internacionales1, lo cual, para cualquier posible interpretación que se pueda elucubrar al respecto, solo significa retornar al país al modelo agroexportador de principios del siglo XX, cuando el PBI del país se encontraba en posiciones de privilegio frente a sus pares y, principalmente, cuando había una inamovible clase dueña-gobernante, mientras que el trabajador era solo un ser sin voz, justificable en su existencia solo con el fin de ser explotado.


Pero cuando afines del 2015 las urnas le dieron el sí en un disputado balotage, el nuevo gobierno planificó su estrategia, ya puesta en práctica en anteriores ocasiones: una compleja “red de redes” socio-familiares que llevará la presencia patricia a todos los ámbitos de gobierno; obviamente, no por una “necesidad laboral” de sus miembros de vivir a costa de un salario del Estado, sino por una cuestión de control de todas las áreas directivas del mismo para el logro de su aprovechamiento integral con miras a la persecución de su primordial objetivo de gobierno: la transferencia sistemática de ingresos desde el pueblo a los grupos concentrados, los cuales no solo representan, sino que ellos mismos conforman y dirigen.


A la planificada estrategia de cataratas de despidos a trabajadores en el Estado bajo el lema despectivo de “ñoquis”, resguardados en el encubrimiento mediático y la connivencia de mayoritarios grupos sindicales, prosiguió un sinnúmero de nombramientos de “empleados afines”, ejercicio que se dará, vertiginosa y simultáneamente, en posiciones de primera, segunda y tercera línea (Ministros, Asesores, Secretarios, Subsecretarios, Coordinadores, etc.). El único requisito exigible no será la capacidad o la experiencia adquirida para desempeñar el cargo, sino su incontrovertible identificación con el modelo propuesto, su estatus de pertenencia y el nivel de relaciones dentro de esta compleja y bien planificada red neo-aristócrata, de la que aquí presentaremos un centenar de ejemplos.

Se producirán así, decenas de designaciones articuladas durante el primer año de gobierno; de hombres y mujeres pertenecientes a un puñado de familias que propugnan por un modelo ultra conservador de desigual participación de la riqueza; la mismas que luego lavan culpas, dinero e impuestos con sus Fundaciones y se camuflan dentro de asociación civiles y agrupaciones de tinte ultra católico.


Junto a defensores a ultranza del modelo liberal y sumisos adeptos al gobierno de esa simbiosis denominada “Cambiemos”, centenares de hombres y mujeres descendientes de una veintena de familias patricias se aprestaron a ocupar su ansiado lugar en el nuevo Gobierno. Así se sucederán apellidos vinculados a la historia agroexportadora nacional, al circuito financiero, a las pocas grandes empresas industriales, a la machacada cotidianidad de los argentinos y no en pocas ocasiones, a la historia más triste de nuestro país, dada su activa participación en los Golpes de Estado que se sucedieron en la Argentina durante el siglo pasado.

Anuncios

6 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s